domingo, diciembre 20, 2009

Colecta para comprar catedrales en miniatura


Este es de los últimos papeles podridos que me quedan, a ver si encuentro más. Estaba dentro de un marco super feo, con una foto de un niño rechonchito al que parecía que su comunión no le hacía mucha ilusión. En Cuenca.

Ayer estuve en un bar que se llama el BB+ , allí me di cuenta allí de que mi verdadera vocación es ser monitora de tiempo libre: como me gusta estar rodeada de niños...!

Ah! Me ha pasado una cosa rarisíma: últimamente le estaba escribiendo cartas a una persona, pero no me atrevía a mandarselas, así que las tiraba a la papelera.
Un día, al separar las mondas de mandarina de los chicles y de los papeles hechos un burruño me di cuenta de que mis cartas no estaban, pero si estaban en su lugar las respuestas de la persona a la que iban dirigidas.

Buzón de sugerencias: Tanta bolsa caca (que me parece bien) pero por qué no ponen wifi gratis y dejan de imprimir folletos a diestro y siniestro? sería más barato. Me pone de mal humor cuando entro en los portales y hay columnas de folletos apilados... cómo abundan en está época tan espiritual...!!!